Matías de la Fuente

Mentime que me gusta y te descubro (Parte I)

Este artículo está inspirado en el trabajo científico del psicólogo Paul Ekman, pionero en el estudio de las conexiones que existen entre los estados emocionales y las expresiones.

En esta primera edición veremos algunas claves. Más adelante compartiré otros comportamientos que son totalmente inconscientes y podemos interpretar mejor lo que sucede en la conversación.

Cara

Se suele decir que la cara es el reflejo del alma, como los ojos. En la cara se suelen detectar muchos intentos inconscientes de bloquear lo que se dice, oye o ve.

Taparse/ Tocarse la boca: Si se hace mientras se habla puede significar un intento de ocultar algo. Si se hace mientras se escucha puede significar que cree que el interlocutor esconde algo.

Tocarse la oreja: Representa el deseo inconsciente de bloquear las palabras que se escuchan. Si lo hace tu interlocutor puede significar que desea que le dejes de hablar.

Cabeza

Comprender el significado de las distintas posiciones que puede adoptar alguien con la cabeza es muy eficaz para entender sus intenciones reales. Si observamos posturas muy exageradas puede significar que el interlocutor lo hace de forma consciente con el fin de influenciarte.

Levantar la cabeza y proyectar la barbilla hacia adelante: Significa agresividad y poder.

Asentir con la cabeza: Comunica interés y acuerdo, transmite sensaciones positivas, aunque si se hace de forma repetitiva puede indicar que ya se ha escuchado bastante.

Mirada

La pupila reacciona enormemente a los estados internos que se experimentan mediante la contracción dilatación de la pupila. Es por ello, que los ojos claros suelen ser más atractivos ya que muestran de forma más evidente las emociones positivas.

Variación tamaño pupilas: Las pupilas dilatadas pueden significar que se está viendo algo que gusta, mientras que las contraídas muestran hostilidad. No puede controlarse por lo tanto es una señal muy fiable.

Levantar las cejas: Implica ausencia de miedo y agrado.

Mirar hacia otros lados: Indica búsqueda de vías de escape, suele significar aburrimiento.

Te propongo que observes con cuidado ya que dependerá el contexto y variables que tal vez no las consideres. Con esto quiero decir que si una persona mira hacia otros lados “tal vez” signifique que se distrajo con algún objeto o algo en particular que llamo su atención.

Solicita tu sesión de coaching aquí:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat

¡Suscríbete al Blog y recibe las entradas más recientes por Correo Electrónico!